Dietas

Las metas nutricionales para las personas que han tenido cirugía de ostomía o similares, requieren algo de adaptación en su dieta. Las especificaciones de la adaptación dependen del tipo de ostomía y de su manejo.

Se recomienda consultar con un profesional, para la selección de un plan dietético personalizado y consejos para un buen hábito de la alimentación.

TABLA DE GRUPOS BÁSICOS DE ALIMENTOS

Por lo general, después de la cirugía se inicia con una dieta baja en fibra y baja en residuos. La razón es que la cirugía hace que el intestino se distiende. Esto se resuelve en aproximadamente seis a ocho semanas, luego se puede reasumir una dieta regular, agregando alimentos específicos, uno a la vez, para valorar sus efectos,prueba error, Es aquí donde puede ser útil un diario de alimentos.

Sin embargo, durante el primer año de recuperación de la cirugía (especialmente si se ha tenido una larga historia con la enfermedad de base), podrá ser necesario tomar un suplemento multivitamínico.

Las vitaminas pueden ser del tipo que se toma una vez al día o de una dosis más alta (si fuese necesario), para reabastecer los nutrientes que se perdieron y para reconstruir el estado nutricional general.

Se deberá comer una variedad de alimentos, basada en los grupos alimenticios. Cada grupo alimenticio provee una combinación de nutrimentos claves para el funcionamiento corporal óptimo. Se recomienda seguir las preferencias individuales, tomando en consideración los requerimientos de alimentos, la tolerancia a ciertos alimentos y cualquier restricción. En caso de no poder tolerar las frutas, vegetales o carnes, tal vez sea necesario tomar un suplemento multivitamínico.

Es conveniente ir agregando los nuevos alimentos en forma gradual a la dieta, para determinar su efecto sobre el manejo de la ostomía. Por ejemplo, un alimento nuevo cada tres días, daría un margen adecuado, para tener un control más exacto de puntos de tolerancia. Es muy útil llevar un diario de alimentación, para poder hacer comparaciones, seguimientos, y controles, por cualquier cambio que se pueda experimentar en el funcionamiento de la ostomía

No olvidar comer en intervalos regulares y que omitir comidas, aumenta la incidencia de evacuaciones acuosas y con gases. Evitar ayunar y saltear comidas. Algunas personas se ven beneficiadas al comer seis comidas más pequeñas. El total de las seis comidas, debe igualar al de tres comidas regulares.

Balancear la fibra dietética. La fibra incluye todas las sustancias alimenticias que las enzimas digestivas no pueden desintegrar (residuos alimenticios no digeribles). La fibra añade volumen a las heces. Su propósito es facilitar el transporte de las heces a lo largo del tracto intestinal para su eliminación. Por eso, se recomienda poner especial atención, ya que algunos organismos lo rechazan o puede provocar algunos inconvenientes, que atenta la durabilidad del adhesivo de la bolsa de ostomía. Esta recomendación, deberán tenerla más en cuenta aquellos que portan una ileostomía, ya que las fibras, en este caso, pueden provocar mayor producción intestinal y con consistencia mucho más líquida.

La intolerancia a la lactosa es común. Si notase la aparición de gases, distensión abdominal, aumento en el desecho líquido o diarrea, diez minutos o varias horas después de ingerir un producto lácteo, eliminarlo por varios días y volver a intentar su ingestión. En caso de que los síntomas volvieran a repetirse, sería conveniente ir agregando la leche en pequeñas cantidades, hasta encontrar un punto de tolerancia.

Incluir todas las grasas. Nuestros cuerpos necesitan diferentes tipos de grasas (ácidos grasos). Si se tuviera alguna intolerancia a las grasas, podría ser necesario tomar algún suplemento, como ácido grasos omega 3. Verificar con un dietista profesional, si no se estuviera seguro de la tolerancia a este grupo de alimentos.

Recordar, que estos son consejos generales, se ha comprobado, de acuerdo a distintos testimonios, que las dietas suelen ser muy personales. Cada organismo puede reaccionar de diferente manera, ante un mismo grupo de alimentos.